IAM/CR Pocas veces un entrevistado me sorprende tanto, les invito a descubrir las razones en esta entrevista en la que Manolo Piedra, responsable de Grupo Piedra, galardonada como Pyme de Referencia campo de Gibraltar,  desgrana su trayectoria empresarial que sólo puede calificarse como “wow”, un almuerzo de más de tres horas en Puro Estrecho que me dibujó un perfil sin molde. Lea y compartirá opinión. 

Llegó puntual a Puro Estrecho, sólo lo conocía de oídas, junto a él Israel Quiñones uno de sus puntos fuertes al que sí conozco desde hace más de 30 años, la primera impresión fue de naturalidad, comodidad, nos sentamos en una mesa con vistas al Estrecho y comenzamos a charlar al abrigo de una grabadora. 

Los inicios….

La historia de Grupo Piedra se remonta a varias generaciones, su bisabuelo comenzó cargando arena de Getares con un burro y alforjas y vendiéndola a las obras , “ahí empezó todo"

 

MP: Después su abuelo “trajo camiones que incluso fueron utilizados en la Guerra Civil… y la empresa fue creciendo hasta llegar a mi padre, que trajo un poco la Revolución Industrial con máquinas y marcas de toda la vida. La empresa se focalizó más en los movimientos de tierra, derribos y urbanizaciones, también trajo el primer camión porta contenedores que llegó al Campo de Gibraltar, en aquellos tiempos mi padre tenía que regalar las cubas porque los clientes decían que cuando estuvieran llenas, a los camiones les sería imposible levantar y llevarse eso ”. 

 

CR: Ya desde sus inicios como veo, la empresa (muy lejos de los que es ahora) marcaba tendencia, era de referencia, innovaba con “artilugios” no vistos en el campo de Gibraltar, pero todo cambió, ¿qué pasó? 

 

MP: Mi padre tuvo cáncer y falleció, entonces mi madre tuvo que coger las riendas de la empresa, una viuda de hace 35 años. Cuando mi padre falleció yo tenía seis años y mi hermano cinco, imagina, una mujer hace 35 años en un mundo de hombres, de construcción, de obras.

Ella vestía de negro, una viuda de Algeciras y decían que si una mujer conseguía un contrato era porque se había acostado con el tío del contrato. Imagina cuanto la admiro. 

CR: ¿Cuándo comenzó tu relación con el negocio familiar? 

MP: Yo desde los doce años me iba con los conductores porque me gustaban mucho los camiones, dentro de las obras “me picaba mucho el gusanillo”, había conductores de toda la vida, los cuales habían aprendido a conducir con mi abuelo, mientras ellos iban trabajando, yo conducía dentro de la obra, cogía máquinas, camiones y prácticamente jugaba con ellos. Mi madre desarrolló la empresa a la que ya había dado un impulso mi padre, a nivel de construcción, obra civil y todo eso, entonces llegó la crisis del 92 que en Andalucía fue especialmente dura con la obra civil. Habíamos tenido la expo de Sevilla, había sido un “boom” de necesidades de maquinarias que coincidió con la crisis económica de la época. Había mucha oferta pero muy poca demanda, se cobraba una máquina igual que en los años 60, fue tan dura esa época que mi madre para salvar la empresa tuvo que rehipotecar la casa. Yo estaba estudiando primero de empresariales pensando en hacerme cargo de la empresa familiar, pero lamentablemente se tuvo que dejar todo por la crisis. Entonces los camiones y las máquinas se fueron vendiendo y embargando, hablé con mi madre y le dije que me iba a montar en un camión porque es lo que yo sabía hacer desde  que tenía 12 años y le dije: “Voy a salir a la calle a ofrecer el servicio de cuba”. 

CR: Desmantelada la empresa familiar, sin padre, con 18 años y dos hermanos, no pintaba bien ¿no? Podría ser el guión de una película, ¿cómo lo hiciste?  


MP: Compré un camión de Acerinox, un trasto, pidiendo un préstamo al Banco de Andalucía. Lo pedí allí porque tuve la suerte de haber estudiado toda mi vida en el Colegio de los Pinos, y la persona que llevaba la contabilidad del Colegio se llamaba Paco Lopez, y Paco Lopez era el Interventor del Banco Andalucía. Era un niño huérfano de padre,  y mi madre que trabajaba todo el día para sacarnos adelante, me dejaba por la mañana en el colegio y me recogía por la tarde, hasta comía allí. Me he criado en el Colegio de los Pinos al cual estoy muy agradecido. A Paco López le dije que iba a comprar el camión,  era un niñato de 18 años, que no tenía nada y quería un camión que valía tres millones y medio de pesetas. Paco me dijo que sabía que yo le iba a devolver los tres millones y medio de pesetas porque me conocía desde que estaba en el corralito del Colegio los Pinos. Me dijo: “voy a luchar porque te den ese préstamo”. Paco habló y así me ayudó a conseguir el préstamo, no es como ahora que hay un departamento de riesgo en Sevilla detrás de un ordenador y dice que si no sale, no sale.

 

 CR: O sea, que tenemos un camión trasto, sin edad para conducirlo, esto se pone interesante. ¿Cuál fue el siguiente paso? ¿Cómo lograbas esquivar los obstáculos? 

 

MP: La juventud todo lo puede. Empezamos a trabajar, soy como una fotografía de mi padre y así me fui dando a conocer. La gente me decía: “tú eres el hijo de Manolo” y eso me ayudó mucho, poca gente conocía toda la historia. El problema fue que con el camión que yo conducía no te daban el carnet hasta los 21 años, estuve tres años completamente ilegal, trabajando para vivir y escondiéndome de la Guardia Civil. Monté la “emisora 40 canales” como la llaman los camioneros, así  sabía dónde había guardias civiles, básculas…fue gracioso porque a los 21 años fui con mi camión a sacarme el carnet de camiones. Recuerdo que llevaba un freno eléctrico, era un sistema que por electricidad frena el eje trasero, en las curvas derrapaba con el camión y corría mucho,  hacía el doble de trabajo que los otros camiones de cuba en el vertedero, cogía por la noche y empezaba a subir las cubas al vertedero, trabajaba de 18 a 19 horas. Llevaba una botella de agua fría y la gente me decía que en verano vale pero, ¿por qué en invierno?, les respondía que la llevaba para echármela por encima y no dormirme.Compraba gomas de segunda mano, tenía un amigo de mi abuelo en la Firestone que por cinco mil pesetas me vendía las gomas que otros camiones cambiaban porque ya no les servían. Vivía pensando en el día cinco, el día de cumplía la letra del camión.

 CR: Vista le empresa hoy está claro que cumpliste los plazos, ¿cómo evolucionó?

 MP: Cuando ya hubo suficiente trabajo compramos un segundo camión y contratamos un conductor, mi hermano y yo decidimos que nuestra empresa iba a ser con cuatro camiones, dos camiones los llevaríamos nosotros y los otros dos los conductores, para que ellos nunca fueran más que nosotros. Empezamos a coger trabajo, pues la gente confiaba más en nosotros.Mi hermano es 18 meses más pequeño, y en aquellos días él se montó en un camión, yo en otro, comenzamos a contratar conductores para estructurar la empresa, hicimos la sociedad limitada y la llamamos Transportes Piedra de Contenedores Sociedad Limitada. Transportes Piedra como tal nace en el año 1996 como una sociedad limitada, hasta ese momento era autónomo.

 CR: Y ahora en 2017, ¿Qué plantilla tenéis? 

MP: Somos en total 42 personas actualmente, ahora llego al mostrador de la empresa y veo a una persona y le digo, perdóneme, ¿le puedo ayudar? A veces me responden que trabajan para mí, hay conductores que no los conozco. Ahora mismo tenemos una flota de 30 camiones y trabajan 24 horas al día. Trabajamos mucho con el puerto y ellos no paran. La actividad portuaria para el día 24 de diciembre ocho horas y el día 31 otras ocho. Aquí no hay ni horario de feria ni de semana santa. El día 1 a las 6 de la mañana  ya tenemos gente trabajando, hasta el punto de que nos pasaba que en los talleres de los vehículos nadie nos respondía si teníamos una avería y nosotros necesitamos una reparación 24 horas al día. Así que montamos nuestro propio taller, que finalmente ha terminado trabajando para la calle también.Poco a poco fuimos incorporando empresas al grupo, somos cinco empresas ahora, hoy por doy ofrecemos una gran cantidad de servicios, estamos especializados y somos muy competitivos.      

 CR ¿Qué importancia le da su equipo? ¿De dónde parten las ideas?

MP: Tengo un gran equipo, no quiero Ronaldos,  no quiero estrellas, quiero un equipo, la estrella es el equipo, la empresa está gobernada por seis personas que forman parte de un comité ejecutivo. Hay veces que alguien me dice “firma este contrato, eres el dueño” y no, si el equipo no está de acuerdo no se firma, los hago coparticipe en todas las fases del proyecto, al final terminan creyéndoselo porque sencillamente forman parte. Cada departamento tiene un Director, y por encima de ellos tengo dos manos derechas. Una es Mariola San Miguel, mi Directora de Calidad, Medioambiente y Procesos, siempre digo que no estoy en la carcel por ella (risas), y otra es Israel Quiñones, mi Director Comercial y de Operaciones, que vive la empresa como si fuera enteramente suya. Mi hermano Javier es el otro 50% de todas las empresas, forma parte del Consejo de Administración y además es el Supervisor de Logísitca.

El resto del Comité está formado por Germán Lopez, nuestro Jefe de Taller, para nosotros como un hermano más, y Juanfran de Lorenzo, una de las últimas incorporaciones al equipo, Director Financiero. Si no estoy en la carcel gracias a Mariola, gracias a Juanfran no estoy arruinado (risas de nuevo).Suelo tener las ideas, es cierto que tengo poder de convicción pero no hay nada por decreto, al final somos una piña y apostamos, puede haber reticencias, mi hermano y yo tenemos el contrapunto, yo soy un globo de helio que lo ve todo bien y él tira para abajo centrando el tema, todos aportan. Doce ojos ven más que dos. Por ejemplo ahora, estamos pendientes de unos contratos importantes que pueden darle mayor impulso a la empresa y me dicen, “Manolo, si estás de acuerdo firma”, sí, pero mi equipo también tiene que estar de acuerdo, tenemos que convencer a mi gente, si mi gente no está convencida yo no voy a firmar el acuerdo. Un 90% de éxito del grupo Piedra es el equipo que tenemos. 

 

CR: Su  padre fue a Madrid y se trajo el primer camión de cuba, ahora tenéis un camión grúa único en la provincia, ¿qué hace ese camión? ¿Es el I+d una constante en grupo Piedra? 

 

MP: Cuando se me arquea la ceja mi equipo me mira diciendo “qué estás inventando ahora”, siempre estamos apostando por lo último, abriendo camino, el I+D en nuestra firma está en la propia estructura, en su esencia, es parte innegable de nuestro éxito. Todos hemos visto esa grúa grande de obra, que corta la calle, saca un brazo y empieza operar, pues nosotros eso lo tenemos en un camión. La diferencia es que para que una grúa opere en el puerto necesita una autorización especial, para que un camión grúa opere en el puerto no la necesita, nos da mucha versatilidad. Nosotros en un camión llevamos una grúa de 30 toneladas, este camión tiene un brazo telescópico que puede crecer hasta 16 metros completamente en vertical pegado al edificio o al buque en el que vayamos a operar, y después tiene otra brazo de otros 16 metros que puede doblar a 90º, y posicionar todo tipo de carga en la azotea de un edificio o en la cubierta de un barco. Este camión lo había visto trabajar en las obras del AVE en unos de los viajes a Madrid. ¿Qué hicimos? Nos fuimos a Zaragoza, lo vimos y lo trajimos, se llama F800 y no lo tiene nadie más en la provincia, sobretodo trabaja en el puerto, si otra empresa quisiera prestar este servicio, tendría que llevar la grúa de obra y cortar la calle o el muelle. 

CR: Especialista en Mercancía y residuos peligrosos, suena a peligroso….

MP: Nosotros gestionamos, transportamos, manipulamos y almacenamos mercancía peligrosa y residuos peligrosos, ¿y cuál es la diferencia? Mercancía peligrosa es el bote de lejía que tienes en tu casa, lo pone en el pictograma de la etiqueta, a efectos legales tienes una mercancía peligrosa en tu casa, luego dependiendo de la cantidad que tengas almacenada necesitas unos permisos u otros, Grupo Piedra tiene una nave de 1.000 m2 destinada a eso y tenemos unos permisos que han tardado dos años, nuestras instalaciones están preparadas para mercancías inflamables, combustibles, corrosivas y tóxicas. Cuando uno de esos recipientes que ha contenido una mercancía peligrosa se queda vacío se convierte en un residuos peligroso, cuando decimos peligroso suena bastante estridente, pero hay que saber que no es dinamita. Dos mercancías peligrosas que tenemos por ejemplo en nuestro almacén son latas de pintura y cloro para piscinas.

CR: Se intuye la importancia del reciclaje en su filosofía ¿conciencia u oportunidad de negocio? 

MP: Sí, el reciclaje es una de nuestros caballos de batalla. Por conciencia y oportunidad de negocio. Soy el presidente de CEC Medio Ambiente, y no me da apuro decir que me hice empresario para ganar dinero, porque me tira la genética, porque mi bisabuelo empezó con burros con alforjas a transportar arenas de Getares y no quiero una nómina, me gusta ser empresario, además creo riqueza, creo empleo, 42 familias pagan sus hipotecas con el proyecto , la satisfacción y responsabilidad es enorme, tengo que hacer que esto ande, el año pasado sufrimos con un cliente que no dejó colgados con bastante dinero y mi obligación es que este año eso se corrija. Quiero tener otras 42 personas más si fuera posible, no quiero despedir gente. Podemos crecer haciéndolo bien o haciéndolo mal, podemos coger las cosas y tirarlas por la alcantarilla o podemos reciclarlas. Me tira mucho hacerlo bien, pienso que los recursos son limitados, de verdad me lo creo, no me cabe en la cabeza que haya una máquina que produce gratis plástico o petróleo. Yo me peleo por ejemplo con mi mujer cuando estoy en casa y abre una nueva bolsa de plástico para llenarla de basura, y le digo, “espérate, llena más la que tenemos ahora, ¿tú no sabes que el secreto de la basura es compactar?” A la botella de Cocacola le saco el aire para que ocupe menos espacio. Lo vivo, lo llevo dentro y eso se traduce en la empresa, varias de nuestras áreas de negocio se orientan al respeto del entorno, convertimos residuos en productos para volver a utilizarlos, por ejemplo con los residuos procedentes de la limpieza de tanques de petroleros. 


CR: Es usted presidente de AESBA ¿Cuál es la petición  más importante  de las empresas en el puerto? 

 

MP: El fondeadero exterior, AESBA pide el fondeadero en todas sus comunicaciones, entrevistas y oportunidades.  Es como poner cines en el cetro comercial  de Algeciras y no poner más plazas de aparcamiento, es tan sencillo como eso, no podemos crecer si no tenemos plazas de aparcamiento, sin un fondeadero exterior, como AESBA no paramos, esta semana estuve en Madrid y le dije al Presidente de Puertos del Estado “mi fondeadero exterior”.Con el fondeadero se ha hecho un trámite importante por parte de la APBA que es escuchar a todas las partes implicadas, ha habido una serie de alegaciones de pescadores, vecinos de Sotogrande, asociaciones ecologistas, etc…esas alegaciones están pendientes del próximo Consejo de Administración  del puerto en el que se tiene que contestar oficialmente.  Una vez contestadas la APBA tiene que remitirlo a Puertos del Estado del Ministerio de Fomento, porque a efectos prácticos hay que cambiar el uso de dominio público portuario, hay que cambiar el mapa, es como un Plan General de Ordenación Urbana  a nivel marítimo portuario. 

CR: ¿Quién está en contra? 

MP: Por ejemplo grupos ecologistas, vecinos de Sotogrande, el alcalde de San Roque... Los grupos ecologistas están automáticamente en contra de cualquier crecimiento y desarrollo industrial en la comarca, algunos vecinos de San Roque y su Alcalde creen que esta ampliación del fondeadero es incompatible con el golf y el turismo en general, me gustaría que visitaran uno de los puertos más grandes del mundo como es Singapur, con ese maravilloso campo de golf que corona el circuito de Formula 1 con ese inmenso fondeadero de fondo con  literalmente centeranes y centeneras de barcos.

 

CR ¿Cómo son las relaciones puerto ciudad?

MP: Aquí tenemos un problema, que somos un “pueblo” con el puerto más grande de España, el cuarto de Europa, y el primero del Mediterraneo, pero en una ciudad que no es Capital de Provincia. Con una Alcalde y Senador del PP, un puerto con un Presidente que nombra la Junta de Andalucia, PSOE.  En el Consejo de Administración se visuallizan quizás demasiadas veces los dos bloques. Hay que entender que cuando el Alcalde o el Presidente del Puerto piden y defienden algo lo hacen siempre pensando en el interés general. 

CR: ¿Cómo es trabajar con la APBA?

MP: Como “anécdota” te diré que soy miembro del consejo de administración  de la APBA, en la APBA pasa como en todas las empresas, que los comerciales van por un lado, y los de  operaciones por otro, unos facilitadores y otros viendo la realidad de las operaciones, que te paran más lo pies.En su conjunto la APBA facilita las cosas, pero si hablamos en concreto de los diferentes departamentos te pondré un ejemplo de mi propia empresa. Israel y yo vamos a un cliente y dice mira (esto es verídico) quiero que mi cuba sea verde con retazos marrones, de camuflaje vamos, porque mi cuba va detrás de un arbusto y no quiero que se vea. Nuestras cubas son amarillas, Israel y yo por supuesto le decimos al cliente “no la quiere usted de lunares, se la pintamos de lunares la semana de la feria si lo desea también” No, la quiero todo el año igual, cuando llegamos a logística y decimos que queremos una cuba de camuflaje, nos dicen “sois unos mamones, como se os ha ocurrido vender eso, eso es imposible, ahora voy a tener que tener una cuba sólo para ese cliente, no voy a poder rotarla, etc..”Es lo mismo que pasa en el puerto, cada departamento defiende su área. Pero sobre todas las venas que yo tengo, la vena comercial es la que más tira más. Entonces ¿qué pasa?, que hago todo lo posible para que operaciones, explotación de la APBA, comprenda que traer un barco aquí es muy difícil,  que captar un cliente es muy difícil, pero que es muy fácil perderlo. El cliente nos elije por la especialización y te hablo ahora con la chaqueta de grupo Piedra y Presidente de AESBA, lograr barcos que están cruzando el Estrecho y que recuerden que aquí hay una zona de servicio no es fácil, repostamos, recogemos los residuos, lo consignamos y tal , ese barco cuando venga aquí no podemos decir “¿cómo se os ha ocurrido traerlo dándole una cuba verde?” Es que quiere la cuba verde. Es lo que siempre estamos peleando.En Grupo Piedra tenemos un servicio de recogida de residuos  de limpieza de los tanques de los petroleros. Cuando un petrolero descarga en Cepsa, Vopak, o CLH por ejemplo, y cambia de carga ha de limpiar sus tanques. Ahí se produce un residuo. Somos de las pocas empresas en Europa que ofrece este servicio en el arco del Mediterráneo, pues operaciones teme que el fondeadero se colapse con este tipo de servicio. Es decir, los comerciales vendiendo y los de operaciones poniéndonos los pies en el suelo. Y frente a eso un dato, cada barco que incluye al puerto de Algeciras en su ruta genera 1,8 puestos de trabajo, esa es la realidad, esto está sacado de un estudio de la Universidad de Cádiz. 

 

CR ¿Cómo ves el futuro del campo de Gibraltar?

MP: Muy prometedor, en la comarca lo que falta es romper ese fantasma de que Cádiz me está poniendo la pierna encima, sino crecemos aquí es porque no queremos crecer, soy una persona responsable de mis actos y no espero que nadie me tienda la mano, tengo que pelear, gritar y patalear y si Cádiz me debe algo y no me lo da, pues voy a Cádiz y lo pido y ya está. En ese sentido a nivel empresarial hemos dado un paso importantísimo con el nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz, con Javier Sánchez porque es una persona de provincia, provincia y provincia, un hombre con las ideas muy claras y que está ayudando a quitar esos fantasmas, y hay que ayudarle porque nos peleamos con fantasmas y no con la realidad, nos enfrentamos con problemas que estamos imaginando. Hay gente que me acusa de ser un traidor por ir a Cádiz, ¿a la capital de mi provincia? , soy gaditano, andaluz, español, europeo…estamos en un mercado globalizado, no se puede ser miope. Es importante romper con eso y por eso he apoyado la candidatura de Javier Sánchez para olvidar esos localismos que nos lastran. El puerto tiene un paso muy importante que dar que es ocupar la segunda fase de Isla Verde Exterior y eso va a generar empleo, riqueza, futuro para la comarca, vamos a conseguir el fondeadero exterior, con lo cual más barcos van a venir. Creo además que todavía caben industrias, que tenemos suelo, sitio y posibilidades de seguir creciendo desde el punto de vista del mar o tierra, se han perdido muchas oportunidades por los localismos entre administraciones y la burocracia, esa filosofía todavía hay algunos que la tienen y hay que desterrarla.

 

CR: Ya en plano más personal, un libro, una película y una cita

 

Un Libro: Momo. Siempre veo a esos hombres grises robando el tiempo. 

 

Una Película: De la guerra de las Galaxias la que quieras. Me encantan…

 

Una cita: “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes” La que le dice Yoga a Louke Skywalker.

La comida de Puro Estrecho

Hubiéramos podido hablar durante varias horas más, pero su teléfono era ya un clamor en busca de atención, se tomó dos Cocacolas, Israel y yo un par de cervezas, como entrantes un tartar de atún, tarta de calabaza y una cazuela de Pocha de atún que nos dejó “locos”, un lenguado a la espalda para Manolo y un borriquete para dos de esos que todavía daban coletazos. Tarta de la abuela, flan de la casa y tarta de queso tras un vano intento de pedir fruta, eran postres caseros, usted hubiera hecho lo mismo. 

El veredicto sencillo, “volveré, estaba todo delicioso y he visto un arroz negro en la carta que me ha llamado la atención, traeré a mis amigos arroceros del puerto”. 

Comentar

    Mala           Buena


"Cada barco que incluye Algeciras en su ruta genera 1,8 puestos de trabajo" Grupo Piedra, Pyme de Referencia

  • Leer más

Me interesa

Complete los campos del formulario para solicitar más información.