IAM/Pymestrecho ¿Sabías qué firmas como grupo Heineken confían su seguridad alimentaria a una empresa del campo de Gibraltar? Se llama Virginia Rosa Díaz y es propietaria de una empresa de referencia, participando en otra que va camino de serlo….Virgina es pura iniciativa, formada postgrado en San Telmo, su pasión en el runner… este fin de semana corre la media maratón de Berlín. 
 
Descubre en una entrevista de 360 grados desde Puro Estrecho a la empresaria y persona. Seria, risueña y natural vive en Castellar y tiene una mirada propia sobre el campo de Gibraltar, os dejamos con Virginia, “Si tienes que hacer algo todos los días, haz algo que te apasione”.


-Mataró, Córdoba, Castellar….¿cuál es tu historia? 
 
VR: Yo nací en Mataró, mi madre era de Córdoba y mi padre de Jaén, y al poquito de nacer mis padres se vienen para Andalucía por trabajo, pasé mi infancia en Córdoba pero cuando llegó la etapa de la facultad  estudié farmacia en Sevilla, hice la carrera completa viviendo allí, y fue en Sevilla dónde  conocí a mi marido, un campogibraltareño, (Risas)  quien me engañó porque yo todavía era joven e inocente (Risas) Nos fuimos a vivir en el 2003 y nos casamos en el 2004 y aquí estoy,  feliz viviendo en Castellar.
 
 ¿Era Campo de Gibraltar lo que tú te imaginabas?
 
VR: Yo creo que yo no me imaginaba nada, fue un poco una sorpresa porque todo era feo teniendo en cuenta que yo venía de Córdoba, una ciudad bonita y que con el tiempo se pone aún más bonita. Cuando yo llegué al Campo de Gibraltar me chocó el entorno y la gente. El cordobés es más cerrado, mientras que el campo gibraltareño tiene mucho arte. Lo importante fue que no me costó adaptarme pues comencé a trabajar en una farmacia y  me integré perfectamente.

-A estas alturas, ¿te sientes campogibraltareña?
 
VR: Yo creo que sí. No recuerdo quien era la persona que decía que los campo gibraltareños nacen donde quieren. La verdad es que yo me siento muy cómoda en el Campo de Gibraltar porque tengo muchos amigos. 

 


-Tu trayectoria empresarial, ¿es en parte de tus padres?            
 
VR: Para nada. Siempre me he considerado una persona con mucha iniciativa al igual que mis hermanos, soy la más pequeña de tres,  tengo dos hermanos mayores... El mayor también ha tenido sus historias por cuenta propia, construyendo un gran camino exitoso en su trabajo, mi otro hermano viaja mucho y actualmente vive en Londres, es arquitecto y comenzó a trabajar por cuenta ajena porque tenía proyectos mucho más grandes pero hace 5 o 6 años que tiene su propia empresa en Londres. Ninguno de mis padres fue emprendedor,  siempre trabajaron por cuenta ajena. 
 

-¿Cómo terminaron tus padres en Cataluña?
 
VR: Por trabajo. Yo creo que en esa época era mucha más fácil moverse. Creo que la gente iba a donde tenía trabajo. Pocos de ellos tenían una formación cualificada.
 
-¿Qué hacían?
 
VR: Mi padre ha hecho de todo,  pero al final terminó trabajando en una empresa de agua y terminó en Córdoba. 
 


-¿Cómo es la relación en tu familia?
 
VR: Muy buena. Todos tenemos un sentido del humor estupendo pero estamos muy separados. Yo estoy aquí, el pequeño en Londres y el mayor está en Córdoba. Nos vemos menos de lo que nos gustaría pero la relación es muy buena. Mis padres se encargaron de formar una estructura familiar muy cohesionada. 

-¿Te agrada la gente del Campo de Gibraltar?
 
VR: En el Campo de Gibraltar te lo ponen muy fácil, la gente enseguida se abre. No sentido  ni un momento de soledad en este lugar. 

 

-Antes del almuerzo me comentabas que la gente de Algeciras o La Línea es más de su ciudad y el resto es más comarcalista, ¿me lo puedes explicar?
 
VR: Es una percepción mía y a lo mejor puedo estar equivocada. Desde que yo llegué aquí me he movido siempre, partiendo de la base de que vivíamos en Castellar. Si tengo que ir a Algeciras voy allí o a La Línea, Los Barrios, Tarifa… Justo cuando vinimos a vivir aquí veníamos de Sevilla, para mí un movimiento de media hora no es nada, pero poco a poco me fui dando cuenta que la gente linense o algecireña tienen mucho sentido de pertenencia. 
Cuando  comencé a realizar entrevistas de trabajo, a veces cuando estábamos en La Línea, personas de Algeciras me preguntaban “¿Todos los días tendría que venir hasta aquí?”.
Poco a poco me fui dando cuenta que los que somos de fuera tenemos más sentido de comarca.
 
-¿Quién es Virginia Sayco y quién es Virginia persona?
 
VR: Yo creo que no hay diferencia, Sayco es parte de mi vida y yo soy parte de Sayco, no hay una diferencia entre una cosa y la otra. Mucha gente dice que soy bastante natural.
 


-¿Cuál es tu formación profesional?
 
VR: Yo soy licenciada en farmacia, luego hice un programa intensivo en dirección de empresa en San Telmo.  
 

-¿San Telmo marca la diferencia?
 
VR: Si, claro. San Telmo me da un montón de herramientas para desenvolverme a nivel profesional, también me ha dado seguridad en muchas cosas, porque a lo largo del programa te va reafirmando en temas que has hecho bien o que has hecho mal. Para mí el paso por San Telmo ha sido una “palanca de cambios”, pues te cambia un poco la estructura, la visión, miras en términos financieros a las personas que somos un poco vocacionales.
 Tú haces las cosas como te gustan, tratando de ofrecer un  buen servicio al cliente pero hay veces que se te va el término financiero porque las empresas están para ganar dinero no para “tontear”.  Todo eso te lo enseñan en San Telmo muy bien.

 

-¿Cómo definirías a San Telmo? En el sentido de que es una universidad, un posgrado, un I+D…
 
VR: San Telmo es fundamental porque todo el que pasa por allí ya debe tener experiencia como empresario o como directivo.  Lo que hacen allí es que en base a tu experiencia te dan un montón de herramientas para lo que sabes que va a pasar. Todo el mundo debería pasar, no te digo por San Telmo porque a la final es una empresa, pero si por un programa similar.
En España creo que no estamos preparados para ser empresarios. Yo creo que los americanos están mejor preparados para ser empresarios que nosotros porque tienen una visión más comprometida que los españoles, muchas veces la gente no emprende por miedo o la incertidumbre al fracaso. En Estados Unidos es normal si alguien fracasa y es parte de tu trayectoria. Tengo una amiga que dice que todo el mundo, por obligación, debería ser autónomo por lo menos por un año. A veces te cuesta hacer entender a los trabajadores la posición del empresario y en España no se entiende.

 

-¿Tienes algún mentor en el mundo empresarial?
 
VR: Hay un profesor de San Telmo que me ha ayudado mucho. En el programa al final hay que hacer un proyecto dentro del área comercial. Yo presenté el caso de mi empresa y este profesor me ha guiado, me ha ayudado mucho y me ha interrelacionado con muchas personas. Se llama Antonio Villafuerte. 
 

-Ahora mismo, tú a nivel empresarial, ¿quién eres?
 
VR: Por un lado está Sayco, la cual es la empresa matriz, con la que empecé. Después, a eso le hemos añadido una empresa que se llama Agyre Consulting, que era una empresa de control de plagas.
Un poco después nació Applicca, que es una aplicación única que nos desarrolló ProductosOnline.es,  gracias a ella tuvimos un gran avance en el mercado, nos diferenció de todos, nos hace destacar en un mercado en el que todos ofrecemos lo mismo… a partir de ahí ya tuvimos relación con ProductosOnline.es y un día recibí un correo de Óscar invitándome a participar en este nuevo proyecto, así que lo estudié y adquirí un parte de la empresa, ahora tenemos presencia en Sudamérica y Europa.


-¿Qué hace Sayco?
 
VR: Hacemos un montón de cosas y cada vez son más,  sobre todo control de calidad alimentaria, análisis de alimentos, consultoría y formación, control de legionela, control de agua residual y consumo; esto en general. Applicca es una herramienta para el control de la seguridad alimentaria en el sector de la restauración. 

-¿A qué te refieres con consultora medioambiental?
 
VR:  Se refiere al tema de aguas, de control de piscinas, aguas residuales, proceso de depuración, tema de legionela… Es un tema bastante amplio en el cual hay que cuidar el bienestar y la vida de otras personas. 

 

-¿Por qué yo debería contar con Sayco?
 
VR: Contamos con un servicio a medida, aunque todas las empresas tengan los mismos problemas, no todas necesitan el mismo servicio. Para el servicio a medida hay que escuchar a la empresa sabiendo qué es lo que necesita, qué tipo de equipo tiene, qué instalaciones tiene, qué controles necesita, si quiere cumplir exclusivamente la norma, si quieres investigar un servicio por tu propia curiosidad.
 Las empresas cada vez tienen más compromiso, antes lo que nos pedían era el cumplimiento de la normativa y cada vez más las personas apuestan por una alimentación saludable, segura y eso se debe a que el concepto está cambiando, ahora se solicitan cosas más allá de lo obligatorio. 
 

-Tengo entendido que tu empresa hace una comprobación online de calidad, no lo entiendo
 
VR: Eso es Applicca. Esta herramienta es exclusiva para el sector de la restauración y  realiza el control de temperatura diaria, peso, aceites de las fritura, etc… de manera online y automática. Es una innovación, pues hasta hace muy poco todo el mundo lo hacía en papel y ahora todo el proceso se está digitalizando. 
 

-¿Lo hace alguna otra empresa?
 
VR: De momento no. Para nosotros Applicca ha sido importante porque es algo diferenciador. Nos ha permitido entrar en un tipo de clientes específicos a nivel nacional, franquicias.
 

-Presúmeme de clientes…
 
VR: Me siento muy orgullosa de todos nuestros clientes que realizan un excelente trabajo y especialmente, los que han apostado por nosotros en momentos difíciles como, Conservas Ubago, Cárnicas urbano, P Llinares y tantos otros, sería muy largo…pero también a aquellos que nos abrieron camino a nivel nacional como Dunkin Coffe, grupo Heineken, Beer and foof, Gambrinus…

 

 

-Ser mujer en un mundo de hombres de los negocios…
 
VR: De esto te puedo hablar muchísimo. Yo no he sufrido el machismo en primera persona, creo que en muchas ocasiones somos las propias mujeres las que nos ponemos ciertas barreras. Poco a poco hemos cambiado y cada vez estamos más preparadas.
Hay que reconocer que todavía sigue la cultura de que la mujer tiene que llevar la mayor carga del hogar, pero tengo el concepto de que las tareas de la casa son de los dos, los hijos son de los dos y por ende tenemos un trabajo de responsabilidad los dos. A una mujer que le proponen viajar lo piensa mucho más por el tema de las responsabilidades del hogar o de los niños.
 

-Cuando entras en una reunión de una multinacional, ¿cómo es la proporción entre hombres y mujeres?                              
 
VR: Seguramente es un 90 a 10, pero poco a poco va bajando ya hay más mujeres en puestos directivos afortunadamente. A mí me resulta muy fácil hacer negocios con mujeres porque somos resolutivas y prácticas. En mi sector es más fácil encontrarme con ellas en laboratorios y farmacias. En el tema de control de calidad suele haber más mujeres.

 

-¿Existe una diferencia competitiva de mujer en un “mundo de hombres”?
 
VR: A mí me ha facilitado llegar por ser mujer y he llegado antes que un hombre, pero he tenido que demostrar más. 
 

-¿Quién lleva el I+D en tu empresa?
 
VR: Yo. Es una apuesta continua pero tienes que tener un equipo que te apoye en este aspecto. La visión global es fundamental. 
 

-¿Cómo has llevado la crisis?
 
VR: Al principio, la crisis la he llevado muy mal como casi todo el mundo. Yo creo que los que hemos sobrevivido a la crisis ya valemos para todo. Saber que el banco no te renueve una póliza con la que tú sobrevivías porque no había manera, tener que apretarte y tener que ajustarte te cambia un poco la perspectiva. 
No nacimos en época de crisis pero si la vivimos cuando estábamos empezando, no hemos vivido la época de bonanza. Los que hemos nacido en esta época o hemos empezado un poco en aquel tiempo, somos un poco más cuidadosos. Los que  no hemos vivido en la época de las “vacas gordas” somos más humildes. Hemos sido siempre muy humildes y a partir de ahí hemos podido crecer. 

 

-¿Cuáles son tus lugares favoritos de la zona?
 
VR: Tarifa es un sitio espectacular pero creo que todo tiene su encanto. De La Línea me encanta su gente, las calles siempre están llenas de personas, San Roque es un poco más cultural, las playas de este lugar me encantan y de Algeciras me gusta mucho el ambiente de la gente, es un poco más ciudad. 
 

-¿Cómo vives en Castellar?
 
VR: Vivo en Pueblo Nuevo. Hay un poco más de 2.500 habitantes, pero es un pueblo muy sano, me gusta la gente porque son trabajadores y hay un ambiente acogedor de pueblo. Todo el mundo se saluda al pasar por la calle. Para los niños es fantástico porque pueden salir a la calle solos. Castellar es un pueblo muy cuidado y de un ambiente muy agradable.

 

-¿Haces deporte?
 
VR: Mucho. Siempre he hecho deporte y ahora me he unido al runner. Corro mogollón, por ejemplo la semana que viene me voy a Berlín a correr la media maratón. Ahora se juntan los locos del runner con el turismo del runner. Es genial hacer turismo corriendo, también hago pilates y natación.
 

-¿En qué piensas cuando corres?
 
VR: Correr es una de las pocas cosas que te permite tener la mente en blanco. Normalmente no la dejo porque no puedo. A veces corro por las noches para recomponer el día, haciendo un repaso de mi jornada. Si corro en la mañana, estructuro mis actividades del día. En días que llego muy saturada decido irme a correr para estructurar todo lo que me ha pasado, es uno de los pocos deportes que te permite estar contigo mismo.


-¿Qué queda de la niña de 16 años?
 
VR: Muy poco la verdad, afortunadamente (risas). En mi adolescencia fui muy mala pues le hice pasar muchas cosas a mi madre por causa de mi rebeldía. Yo he madurado y cambiado mucho por fortuna., he dejado de ser impulsiva y he tenido más control sobre mí. La impulsividad me ha traído consecuencias no muy buenas, he ido educando el carácter.

-¿El mundo era cómo tú te lo esperabas?
 
VR: Yo he construido mi mundo y creo que cada uno se encarga de construirse el propio. Mi trabajo forma parte de mí y lo disfruto, no entiendo como hacen las personas que se levantan a hacer algo que no les gusta, yo no serviría para eso.

 

-¿Qué porcentaje de gente crees que hace eso?
 
VR: Mucha gente y para mí es inconcebible. Si tienes que hacer algo todos los días, haz algo que te apasione. Si te gusta, aun así pueden ocurrir días malos o desagradables. 
 

-Virginia emprendedora, ¿nació o se hizo?
 
VR: Se hizo. Yo creo que a todos los emprendedores nos tienen que dar el “empujoncito”. 
 

-Un libro y una película…
 
VR: En cuanto a la película “La vida es bella”, me encanta todo de la película, la manera como la vi y con quien la disfruté. Un libro que recuerdo mucho y que leí hace tiempo es “Quién se ha llevado mi queso”. Por las circunstancias de mi entorno lo he recordado varias veces.  
 
 
-¿Qué es para ti el éxito?
 
VR: Ser feliz. 
 

-¿Conocías el restaurante?
 
VR: Si lo conocía y ya había estado un par de veces. Las vistas son insuperables. La verdad es que me encanta. Creo que sus diseños son cuidadosos y la comida deliciosa. Me han sorprendido los platos presentados en las Jornadas Gastronómicas. 
 

-¿Hablas de trabajo en casa?
 
VR: Si, mucho. Yo tengo mi consejo de administración en mi empresa y en casa tengo un consejo de administración con mi marido. Es una persona totalmente opuesta a mí, siempre me da el contrapeso.

 

-¿Cómo es tu relación con la naturaleza?
 
VR: Muy buena, me encanta, disfruto del campo con mis hijos y también me encanta la playa. Mi marido es ganadero y por esta razón vamos constantemente al campo con mis dos hijos.    
 

-¿Duele respirar en el Campo de Gibraltar?
 
VR: Duele un poco. 

 

-Gibraltar, ¿peligro u oportunidad?
 
VR: Siempre será una oportunidad. El Campo de Gibraltar es lo que es por Gibraltar. La crisis aquí no la hemos sufrido tanto como en otros sitios debido a la importancia de este lugar.   
 
 Almorzamos con los sabores del Estrecho, hoy domingo 2 de Abril último día, una sucesión de platos creados sólo para las Jornadas Gastronómicas de Puro Estrecho, “salgo pitando que tengo que recoger a los niños”, me sorprendió una de sus respuestas por coincidente con María Malo,  no diferencia persona o empresa, forman un todo, son como son… y eso en un mundo de hombres lo dice todo. 

Comentar

    Mala           Buena


Virginia Rosa Díaz, empresaria de referencia con alma de runner...

  • Leer más

Me interesa

Complete los campos del formulario para solicitar más información.